John Maxwell - logo
Agustín Torres - logo
Action Coach business coaching
Síguenos en:
Escrito por Agustin Torres en June 2nd, 2017

barcos

 

El 21 de octubre de 1805 se enfrentaron ingleses y franceses en la guerra de Trafalgar en la cual se escribió una gran historia de éxito ante la adversidad.

Francia gobernada por Napoleón planeaba invadir Inglaterra y para esto tenía que vencer a su fuerza naval que era dirigida por Horatio Nelson de 47 años quien había sido exitoso en otras batallas y era reconocido por su estrategia militar.

Las probabilidades no le favorecían a Nelson quien disponía de solo 27 barcos contra 33 de Francia que estaba aliada con España. Sin embargo Nelson tenía bajo la manga uno de los mejores planes en la historia militar.

Tradicionalmente las batallas navales se realizaban poniendo los barcos alineados en una línea paralela a la línea del enemigo, cada barco atacaba a su barco enemigo y los almirantes se situaban en medio de la línea para dar las órdenes a los capitanes de barcos por medio de señales con banderas.

Pero Nelson planeó el ataque con sus barcos formando 2 líneas perpendiculares para romper la línea francesa en 3 partes para crear un caos e impedir que su almirante pudiera dar órdenes.

Cada barco era tripulado por 850 marinos, organizados en diferentes funciones de tal forma que dirigirlos requería de una total sincronía y orquestación.

Además de la formación perpendicular el plan de Nelson incluía otro aspecto fundamental que se le llamó “The Nelson Touch” y que se refería a que cada capitán debería conocer la estrategia, de tal forma que durante la guerra debería decidir y actuar bajo su propia iniciativa en lugar de esperar órdenes directas.

Así que Nelson tuvo varias reuniones tácticas con sus capitanes para explicarles el plan y el 9 de octubre les mandó una carta confidencial describiendo la forma de ataque en 2 columnas y enfatizó el papel de los capitanes durante la guerra, de esta forma redujo la dependencia de la comunicación durante la batalla.

Logró que cada capitán tuviera claro el objetivo que era el de partir la línea francesa en 3 partes y después debía poner su barco al lado del barco enemigo para atacarlo y hundirlo o someterlo, para lo cual podía tomar las decisiones que considerara convenientes.

Los franceses funcionaban bajo un sistema autoritario ya que Napoleón le prohibió al almirante Pierre Charles Villenueve que explicara a sus capitanes cuál sería la estrategia, por lo que dependían al 100% de las órdenes con las banderas en el momento de la batalla.

La batalla sucedió de acuerdo al plan, se partió la línea francesa en 3 partes y en el caos los capitanes franceses no supieron que hacer, los capitanes ingleses empezaron a actuar por sí mismos y vencieron a los barcos franceses. A pesar de su superioridad numérica los franceses perdieron 19 de sus barcos mientras que los ingleses no perdieron ninguno!

Nelson creó una cultura entre sus capitanes, les explicó la estrategia y les delegó poder y autoridad para tomar decisiones cruciales durante la batalla, es decir desarrolló en ellos un sentido empresarial.

En los negocios ocurre algo similar, un dueño de negocio puede tener a su equipo solo para que siga sus órdenes, no les explica la estrategia, solo les da órdenes autoritarias de las tareas que deben llevar a cabo, los empleados no son responsables de lograr un resultado sino solo de cumplir las tareas que se les asignen, los empleados no conocen la estrategia porque es confidencial!

Para desarrollar un equipo efectivo que logre resultados tienes que delegar el poder y la toma de decisiones, empoderar a tu equipo para que sea proactivo y que lleve a cabo acciones sin esperar a que alguien le indique qué debe hacer.

Cada miembro de tu equipo debe conocer la visión, la estrategia y las metas de la empresa, debe sentirse dueño de su departamento y debe hacerse responsable de sus resultados. Es importante que tenga el panorama completo para que sepa como impactan sus acciones y decisiones a otras personas o departamentos y a la empresa en su conjunto.

El delegar poder no implica que tú pierdas poder sino que te vuelves más poderoso al tener un equipo efectivo y más ágil en la toma de decisiones. Para que tu empresa mejore sus resultados tienes que darle poder a tu equipo, empodéralos siguiendo estas reglas:

  1. Delega el trabajo completo a una persona y dale toda la responsabilidad.
  2. Explícales la visión, la estrategia y las metas a lograr una y otra vez, hasta que la dominen.
  3. Involúcralos en formular las acciones
  4. Afronta los riesgos, el peor riesgo es tener un equipo incapaz de lograr resultados
  5. Ofrece retroalimentación positiva y constructiva. Dale todo el crédito y reconocimiento a la persona que complete el trabajo y logre los resultados.
  6. Provee los recursos necesarios.
  7. Ofrece guía y consejos sin interferir.
  8. No les permitas que te deleguen de regreso el trabajo.
  9. Delega la toma de decisiones mediante la formulación de las siguientes preguntas: Es bueno para los clientes?, Es bueno para la empresa?, Va de acuerdo con los valores de la empresa?, si la respuesta es si la persona debe darle para adelante.

 

Forma un equipo de personas empoderadas y lograrás mejores resultados en las batallas de los negocios.

 

a

Agustín Torres Rivera

Coach de negocios

Action COACH Monterrey

“Formando empresarios líderes”

https://www.coachagustintorres.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *